20/2/2011

////

Yucatán: Ek Balam

Cerca de Cancún hay muchos yacimientos arqueológicos que merecen una visita pero sin duda alguna el más popular es Chichen Itzá.

De camino decidimos parar en un pequeño sitio no tan popular pero muy interesante. Ek Balam. Hay que tomar la salida de Valladolid y seguir hacia el norte durante algunos kilómetros.  Las carreteras están bastante bien señalizadas (todo un logro) y es sencillo llegar.

La entrada a Ek Balam cuesta 31 MXN, una vez dentro del recinto hay que caminar unos minutos hasta las ruinas, de camino está la entrada al cenote X-Canche (que discutiremos en otro capítulo.)

El sitio no es tan monumental como otros, la superficie excavada no es muy grande pero las estructuras que están a la vista merecen la pena el viaje. Destacar el templo con forma de "Zigurat" a la entrada y por supuesto la piramide de más de 30 metros conocida como "La torre". Destaca el gigantesco friso estucado recientemente descubierto en una subestructura y las vistas desde lo alto de La Torre, desde donde se adivinan las piramides de Chichen Itza y Coba.














 Vista de La Torre antes de subir











Detalle de un arco falso a la entrada del sitio.














Friso estucado. Impresionante.










Vista desde lo alto de la pirámide. Se ve que el sitio es pequeño, pero muy interesante.





Lo bueno de Ek Balam es que no entra dentro del circuito turístico por lo que se puede disfrutar de una visita muy tranquila y poco masificada. Sitio muy recomendable.

Nuestra nota: 7.5/10
Lo mejor: La fachada de estuco, impresionante y no muy común en la zona. La tranquilidad del sitio.
Lo no tan bueno: Hay que desviarse del camino para llegar. La verdad un mal menor.
Recomendamos: Ir con ropa cómoda y preparados para el calor. Subiendo la pirámide el sol pica de lo lindo. Llevar el bañador a mano y chapotear en el cenote.

1 Reaction to this post

Add Comment
  1. Jesús dijo... 20 de febrero de 2011, 21:42

    El friso es espectacular, con unas figuras antropomorfas aladas muy chulas. El yacimiento vale mucho la pena.

Publicar un comentario en la entrada