12/3/2011

////

Yucatán parte 3: Chichen Itza

Al día siguiente nos despertamos prontito y bajamos a desayunar a la Lonchería del Amigo casiano, que nos cayó en gracia, por rico y por económico. Antes de las 7:30 ya estábamos en la carretera, camino a Chichen Itza, a unos 40km. de Valladolid.

La verdad es que llegar pronto al yacimiento es vital, ya que es el mas visitado de los sitios mayas, y se llena de gente en cuanto comienzan a llegar autobuses de turistas. Poder entrar a las 8.00, cuando abren, ayuda a ver todo el conjunto sin la molestia de las multitudes.

La entrada no es barata, son $111 pesos, casi 7€ (para residentes es mas barato), pero vale la pena pagarlos. Lo primero que vemos al entrar en el recinto es la Pirámide de Kukulkán (también llamada "el Castillo"), erigida en el momento de esplendor de la ciudad, al final del periodo Clásico tardío, o principios del Postcásico (900-1000 dc). La construcción es, además de una maravilla, un complejo calendario, que señala los días y meses del año maya, además de los ciclos de 52 años. La lástima es que ya no se puede subir, pero la estampa del edificio es fantástica.

Los recorridos son varios, y es recomendable hacerlos todos. En la zona mas cercana a la pirámide tambíen encontramos uno de los Juego de la pelota, de una tipología algo distinta a la mayoria, con paredes verticales y de enorme tamaño. cerca de allí tenemos varios altares con bajorrelieves muy chulos, y lo que se llama el "grupo de las mil columnas", unas construcciones elevadas con una enorme columnata. Desde aquí se llega, caminando por un sacbé (camino encalado) hasta el Cenote Sagrado, un enorme agujero de 60 m. de diámetro y mas de 30 de profundidad, en el que se arrojaban ofrendas (robadas por el consul estadounidense a principios del s. XX, y retornadas hace poco).

Mas tarde nos dirigimos a una zona de templos con varias construcciones llamadas "la casa colorada", "la casa del ciervo" y otro de los ocho juegos de la pelota de Chichen. Y allí al lado se encuentra el impresonante edificio llamado el Observatorio, con una torre cilíndrica que se usaba con fines astronómicos. Muy cerca se puede visitar un enorme templo llamado "la casa de las monjas" (a los conquistadores les pareció similar a un convento). Y junto a éste, podemos visitar un pequeño conjunto de edificios con una decoración muy densa, de estilo Puuc, con caras del dios Chaak y motivos geométricos cubriendo todas las paredes.

Hay mas rinconcillos, alguna pequeña pirámide mas, y muchísimas estructuras sin excavar todavía, que aparecen entre la selva como montañas de cascotes cubiertas de vegetación. Es un yacimiento espectacular, que bien vale una visita y un par de repeticiones. De Chichen Itza nos fuimos de regreso por la autovía, y en dos horitas, esquivando ciclistas y tarántulas, nos plantamos en casa.














Nuestra nota: 8'5/10
Lo mejor: Es un yacimiento espectacular, con edificios imprescindibles, y tiene buenos servicios, incluida la librería y la tienda de regalos.
Lo no tan bueno: Está muy masificado si no se llega muy pronto, y no se puede subir a ninguna de las construcciones.
Recomendamos: Ir con calzado cómodo porque la visita es larga, y una botella de agua también ayuda.

2 Reactions to this post

Add Comment
  1. Bea Losada dijo... 18 de marzo de 2011, 1:20

    Nos encantó Chichen Itza!! Es impresionante, verdad?
    Besos
    Bea

  2. Martitorris dijo... 18 de marzo de 2011, 9:35

    Es impresionante. Aunque no son mis favoritas. Eso de tener millones de vendedores por metro cuadrado le quitó encanto. :-(

    De todas formas, ha cambiado mucho en estos años nena, antes no estaba tan abarrotado.

Publicar un comentario en la entrada