3 de abr. de 2011

////

Corredor arqueológico I: Kohunlich.

Al sur del estado de Quintana Roo, en la carretera que va de Chetumal a Escárcega, encontramos la pequeña joya denominada "El corredor arqueológico".

Resulta curioso lo poco conocida que es esta zona y sobre todo lo poco promocionada que está. Es dificil de creer puesto que se trata de la zona arqueológica más impresionante y mejor conservada de todo el estado "y parte del extranjero"

Kohunlich está situada al sur de la Ruta 186 tomando un desvío en la población de Francisco Villa, después de 9 kilómetros la carretera llega directamente al sitio. Está muy bien señalizado. La entrada al sitio es de 49MXN

Nada más entrar sorprende la monumentalidad de los edificios y la buena conservación de gran parte de ellos. De los palacios y viviendas hay que destacar la verticalidad de los muros, es una gozada observar estructuras habitacionales y de palacio que conservan tanto nivel de construcción. También se pueden observar unas "falsas" bóvedas en muy buen estado.

De camino a la pirámide encontramos una placita rectangular rodeada de ceibas que parece suspendida en el tiempo, pasear sin rumbo fijo por esa zona es una delicia. Además, la sombra de estos magníficos árboles se agradece una barbaridad (no siempre tendremos esa suerte). En lugares como este es fácil imaginar la monumentalidad de estas ciudades en su apogeo.


Pero sin duda alguna si hay algo que destacar de este sitio son sus mascarones de estuco a los costados de su pirámide principal.

Estos mascarones se han conservado gracias a la "manía" que tenían los mayas de cubrir las estructuras con nuevas "capas" con el paso de los años. En ocasiones los gobernantes querían vincularse con algún antepasado continuando su obra, otras veces trataban de demostrar su poder al ampliar obras ya magnificas de por sí, o simplemente aprovechaban lugares "sagrados" para inmortalizar su poder. Con un poco de paciencia los arqueólogos han podido recuperar estas joyas mayas. Y con un poco de suerte, nosotros hemos podido disfrutarlas.


Vista general del Edificio A1 conocido por sus mascarones donde a cada lado de la escalinata se encuentran las esculturas de estuco. En esta vista se puede ver que en la base queda un mascarón oculto bajo la estructura superior. Al encontrar el sitio toda la pirámide estaba oculta esta nueva "capa"












Aquí tenemos un plano más cercano de una de las caras gigantes. Todavía conserva parte de la pintura roja original.

Nuestra nota: 9/10
Lo mejor: Los mascarones, son sobrecogedores, el guarda nos explicó como llevaban las excavaciones.
Lo no tan bueno: No se nos ocurre nada.
Recomendamos: Aunque por la distancia no es un sitio muy transitado recomendamos ir en época baja y tempranito por la mañana. Visitar los sitios de la zona. Repelente de mosquitos.



3 Reactions to this post

Add Comment
  1. Jesús dijo... 3 de abril de 2011, 16:37

    Esos mascarones son espectaculares y, por si solos, ya justifican una visita al sitio.

  2. Anónimo dijo... 4 de abril de 2011, 4:42

    Esperemos que todo el tiempo que se han conservado hasta nuestros días puedan seguir igual. Son increibles....

  3. Jesús dijo... 5 de abril de 2011, 19:51

    La verdad es que los sitios están muy bien cuidados, y es una delici pasear por casi todos los yacimientos

Publicar un comentario en la entrada