19/7/2011

////

Ruta Puuc I: Labná y Sayil

Comenzamos nuestro recorrido por la Ruta Puuc por los yacimientos de Labná y Sayil, que se encuentran muy cerca uno de otro, a apenas unos kilómetros de distancia, en el sur del estado de Yucatán. Después de una buena sesión de carretera desde Cancún, llegamos a la zona por algunas rutas comarcales no muy transitadas


Labná tiene mas fama, y es mas extenso y con mas edificios excavados. Se trata de una ciudad no demasiado grande, en la que podemos encontrar estructuras palaciegas, algunos templos y un arco bastante espectacular. Lo primero que sorprende es la decoración de los edificios (que es lo que les da fama, y lo que caracteriza al estilo puuc). La mayor parte de las estructuras estan literalmente cubiertas de adornos en forma de agrupaciones de falsas columnillas, metopas con motivos geométricos y múltiples representaciones del dios Chac, aparte de otras esculturas en las fachadas. El Palacio principal es muy espectacular por este motivo, además de por su tamaño y altura.


También destaca el llamado templo del Mirador, una pequeña pirámide con un templete en su parte superior, en el que destaca su impresionante crestería. Junto a este edificio encontramos la construcción mas conocida del sitio, un arco espléndido, que forma parte de otro edificio con un patio profusamente decorado con el mismo estilo que el Palacio.

Hay que destacar que las construcciones mas importantes están unidas por imponentes sacbés, o avenidas ceremoniales, elevadas unos palmos por sobre el terreno, y especialmente bien conservados en este yacimiento.


El auge de esta ciudad se data en el periodo clásico (600 - 900 d.C.)



Nuestra nota: 8/10
Lo mejor: Tal vez el mejor yacimiento para disfrutar de la decoración estilo puuc.
Lo no tan bueno: No hay muchos edificios que visitar.
Recomendamos: Darse un paseo por los sacbés, aparecen múltiples encuadres interesantes para hacer fotos chulas.

El segundo yacimiento que visitamos fue Sayil, en principio menos importante, ya que tiene excavadas menos estructuras. Lo que pasa es que el edificio principal de Sayil es un Palacio colosal, con tres pisos de altura, y cubierto de decoración de estilo puuc. La fachada es absolutamente espectacular, y es tan grande que se complica el hacerle una fotografía en la que quepa entero. Las habitaciones que se abren a la fachada tienen unos curiosos portales divididos por columnas, con unos dinteles construidos con bloques de piedra. La sencillez de estas columnas contrasta con lo abigarrado de la decoración. Y Chac nos vigila desde todos los rincones...

Poco mas hay que ver aquí. Tenemos un templo con crestería no muy bien conservado, y hay que destacar también un edificio rodeado por la selva y a medio excavar, con un dintel cubierto de escritura jeroglífica muy bonito.

Nuestra nota: 8/10
Lo mejor: Ver el Palacio justifica de sobra la visita. Es impresionante.
Lo no tan bueno: Poco mas que ver, aparte del Palacio
Recomendamos: Descansar un rato a la sombra y disfrutar de la vista de un edificio tan magnífico.

0 Reactions to this post

Add Comment

    Publicar un comentario en la entrada