3 de ago. de 2011

////

Izamal, la ciudad de las tres culturas

La ciudad de Izamal se encuentra a medio camino entre Mérida y Valladolid, a 66 Km. de la primera. Tiene casi 20,000 habitantes, aunque parece mas grande debido a que las casas son bajas y el centro urbano se extiende bastante. Se le llama la ciudad de las tres culturas porque dentro del mismo núcleo se pueden encontrar los restos de la antígua ciudad maya, algúnos edificios de época colonial y, evidentemente, lo que es la contemporánea Izamal mexicana.

Nosotros llegamos a la ciudad ya de noche, llegados desde Cuzamá, y nos fuimos directos a un hotelito muy agradable, que se llama Macan Che, y por unos $600 MXN se puede disfrutar de una habitación muy agradable, con un baño estupendo, con las cabañas distribuidas en un entorno de jardines selváticos, con piscina y desayuno incluidos. Muy recomendable también el restaurante del mismo hotel, con una buena selección de platos mexicanos e internacionales. Una delicia.

A la mañana siguiente, después de un buen desayuno, nos fuimos a recorrer la ciudad. Lo primero que destaca es que, a diferencia de las ciudades del estado de Quintana Roo (mas modernas), Izamal conserva en su centro histórico algunos edificios coloniales muy chulos, con fachadas pintadas de color amarillo albero, y dinteles y columnas de piedra. Un cambio agradable de ver, la verdad. De todas formas, lo que destaca sobre todos los edificios es el Convento de San Antonio de Pádua, de 1561 (uno de los primeros monasterios de América). Se trata de un Monasterio-fortaleza, con un enorme atrio elevado sobre un zócalo, y rodeado de galerías porticadas bastante bien restauradas. La entrada es gratuita, no tiene una gran riqueza ornamental, y su sencillez de líneas resulta agradable. Se puede pasear por su claustro, y por toda una serie de patios traseros con escaleras y pasadizos, el lugar es enorme. Es una visita ineludible.

Nuestra nota: 7/10
Lo mejor: Es un edificio imponente, y esta bastante bien cuidado y restaurado
Lo no tan bueno: Los tenderetes de publicidad de cola, que no te permiten fotografiar a gusto el atrio.
Recomendamos: Dar la vuelta al edificio por fuera, por las calles laterales, para poder verlo en perspectiva y disfrutar del panorama

Desde el mismo patio porticado del monasterio podemos observar algunas cosas de interés. Por una parte, un activo mercado, lleno de tienditas, puestos y gente recorriendo la zona. Y por otra una impresionante pirámide maya a un par de manzanas del centro. Porque resulta que Izamal se construyo directamente sobre la original Izamal maya, y, de hecho, el monasterio se edificó sobre una de las 12 pirámides que había en la ciudad (una de las mas importantes del norte de Yucatán). Los arqueólogos has identificado hasta 100 estructuras mayas a lo largo de toda la urbe, y seguramente muchas mas que esas fueron desmontadas , o permanecen bajo el subsuelo. Se pueden visitar bastantes restos arqueológicos en este lugar, algunas acrópolis, zonas con palacios, áreas de habitación, pero lo que mas llama la atención por su impresionante tamaño es la pirámide de Kinich Kakmó, una estructura de 10 niveles construida sobre una enorme base, que ocupa toda una manzana de cientos de metros de perímetro. Desde arriba se pueden ver otras pirámides distribuidas por la ciudad. Realmente impresiona. No todo el mundo tiene en su barrio una pirámide de 200 metros de lado...

Nuestra nota: 7/10
Lo mejor: Lo especial que es recorrer a pie una ciudad e ir subiendo a pirámides mayas. La proporción titánica de Kinich Kakmó.
Lo no tan bueno: Las estructuras no están muy bien conservadas ni reconstruidas, algunas de ellas están sucias y sin desbrozar.
Recomendamos: Subir arriba del todo de Kinich Kakmó y disfrutar de la vista

2 Reactions to this post

Add Comment
  1. Anónimo dijo... 4 de agosto de 2011, 11:57

    Me apunto el Macan Ché, gracias por todas las recomendaciones y paseos!!!!

  2. Jesús dijo... 4 de agosto de 2011, 15:11

    El hotelito está muy bien, lástima que no tuvieramos tiempo de disfrutarlo un par de días.

Publicar un comentario en la entrada